Protestas en Chile mutaron a la anarquía total entre fuego, saqueos y violencia

A pesar de que los manifestantes lograron su cometido de evitar que se subiera la tarifa del metro, en Santiago, entre sábado y domingo se mantuvo la anarquía.

Luego de las primeras protestas que se tornaron violentas, el presidente de Chile Sebastián Piñera decretó estado de emergencia y toque de queda desde el viernes para evitar enfrentamientos entre los manifestantes y la policía.

Pero esto no sirvió y ocurrió completamente lo opuesto. Aunque todavía hay marchas pidiendo políticas que mejoren en sí la calidad de vida de los chilenos, gran parte de la ciudadanía, sobretodo en Santiago, entró en un estado de anarquía pura.

Además de quemar y dañar la gran mayoría de estaciones del metro, empezaron a quemar edificios, carros particulares, buses y a saquear diferentes locales comerciales, desde comida hasta electrodomésticos. Incluso, en uno de esos saqueos, dos mujeres murieron calcinadas y otra quedó con gravísimas quemaduras en el 75 % de su cuerpo.

La policía arrestó, hasta el momento, a 716 personas y la mayoría por estar inmersos en los saqueos y no por protestar. Además, 62 uniformados y han 15 civiles resultaron heridos.

Dos personas resultaron heridas de bala y se encontraban “graves” tras un incidente con una patrulla militar también en el sur de la ciudad en un contexto de saqueos, según afirmó Javier Iturriaga, jefe militar a cargo de la seguridad tras la instauración del estado de emergencia en cinco regiones del país.

Uno de los casos más sonados este domingo es la muerte, por múltiples heridas de bala, de un colombiano. Las autoridades chilenas investigan quién y por qué le disparó en varias oportunidades.

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba