Un pelayero fue asesinado en Barranquilla, “por un negocio que salió mal”

Luis Carlos Narvaez Narvaez, oriundo del municipio de San Pelayo, pero residente desde hace muchos años en el barrio Miraflores de Cereté, es uno de los dos muertos que fueron encontrados en un arroyo en la vía que comunica el barrio Las Flores con el corregimiento de La Playa en las afueras de Barranquilla.

La Policía Metropolitana de Barranquilla informó que Luis Carlos Narváez Narváez de 38 años y Leonel Andrés Cárdenas Rodríguez, de 25 años, fueron asesinados y posteriormente lanzados al arroyo, en la madrugada del domingo 22 de septiembre.

El pelayero Narváez Narváez vestía de camisa roja y su acompañante un suéter negro. Ambos cuerpos presentaban heridas producidas por arma blanca y arma de fuego.

El diario El Heraldo de Barranquilla, citando fuentes oficiales indicó que un ‘negocio’ entre supuestos bandidos que salió mal, sería la hipótesis más fuerte que tienen por el momento las autoridades sobre el doble homicidio.

Igualmente El Heraldo reveló que a Luis Carlos Narváez Narváez le figuraban dos anotaciones judiciales por los delitos de receptación, con fecha del 5 de mayo de 2016, y estafa, 5 de octubre de 2013; mientras que a Leonel Andrés Cadena Rodríguez le aparecen tres anotaciones judiciales: por tráfico o porte de estupefacientes (25-09-2017) y dos por lesiones culposas (22-12-2016 y 18-01-2017).

Capturaron a los asesinos

La Policía de Barranquilla informó que uno de los presuntos asesinos fue capturado en el mismo lugar donde se encontraron los dos cadáveres, mientras que otra personas fue detenida cuando se movilizaban en otro vehículo por la ciudad.

El primer detenido fue identificado como Joan Severiche Beltrán, 26 años y los otros capturados en el barrio Villa Campestre, al norte de Barranquilla, son Arley de Jesús Riquett Baldovino de 23 años de edad.

“Inicialmente se captura a una persona y se le inmoviliza el vehículo, y en la continuidad del caso, en un sitio ya distante, se logra capturar a otra persona que iba en otro carro. Ambos fueron dejados en manos del fiscal para que entreguen su versión de lo sucedido”, informó el general Ricardo Alarcón, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

El mismo general Ricardo Alarcón informó que el posible móvil del doble homicidio fue una disputa entre delincuentes por una presunta estafa.

EL HERALDO indicó en su publicación que conoció que, al parecer, las víctimas mortales: Luis Carlos Narváez Narváez y Leonel Andrés Cadena Rodríguez, serían dos avezados estafadores que delinquían en los departamentos de Córdoba y Sucre, principalmente.

Una de sus tretas era una supuesta máquina para falsificar dinero. “Ellos andaban con ese aparato, buscaban gente y les decían que tenían una máquina para falsificar plata y que de un billete original podían sacar otro exactamente igual; las primeras veces el negocio funcionaba porque se aseguraban de entregarle a la víctima dinero de verdad para ‘cebarlo’”, explicó el investigador consultado. “Luego los presuntos estafadores solicitaban una suma gruesa y desaparecían con el dinero porque la máquina era una farsa y no duplicaba la plata”, dijo la fuente.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba