¡No me maten!: Los gritos del ladrón encontrado en el techo de una casa en Montería

¡No me vayan a matar, No me maten!, eran los gritos que se escuchaban en todo el barrio El Limonar de Montería, la madrugada del pasado sábado 24 de agosto.
Los gritos eran de un joven que estaba en el techo de una casa y que dos policías intentaban bajar para conducirlo al CAI de Canta Claro.
El desesperado joven, que al parecer fue sorprendido por la propietaria de la vivienda cuando intentaba meterse a robar, gritaba desaforadamente a la multitud que esperaba que los policías lo bajaran del techo, para lincharlo.
El hecho se presentó a Alas 4:30 de la mañana del sábado en una casa ubicada entre las calles 32 y 32A de la Urbanización El Limonar, en el nororiente de Montería.
Patrulleros de Policía Metropolitana acudieron al llamado de una mujer que sostenía que en el techo de su casa estaba un ladrón. Los uniformados  comenzaron la búsqueda y minutos después, un uniformado que se subió por los techos lo halló y ahí empezó el dilema del ladrón.
“Yo voy a bajar, pero dígales  que no me maten. Mi teniente que no me vayan a matar”, le decía a los enfurecidos residentes. “Bajo cuando venga el carro de la Policía que me va a transportar”, agregaba el presunto delincuente.
Según reporteros del diario El Propio de Montería, “Luego de un tiempo los uniformados lo ayudaron a bajar, y siempre uno que otro habitante, logró meterle la mano en medio de los agentes que lo custodiaban”.
Según se pudo establecer el presunto ladrón  había hurtado en una vivienda del sector: 22 pares de zapatos; un portátil, perfumes, relojes y dos bolsos. Además ya se había puesto la camiseta y sudadera del dueño de la vivienda que había robado.
El relato de El Propio indica que “una vez en tierra pidió perdón y dijo llorando que era venezolano”.
Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba