Un dato histórico: 28 personas han muerto luego de salir de las corralejas de Momil

Por
Rafael Chica Guzmán
En la noche de este sábado 29 de junio, mientras veía impactado los nueve cadáveres tirados en la carretera que de Momil conduce a San Andrés de Sotavento se vinieron a mi mente las imágenes un accidente parecido, ocurrido hace 25 años y en el que las 19 víctimas de ese entonces, tenían algo en común con los muertos de ahora: Todas habían salido de una tarde de corrallejas en Momil-Córdoba.
El 6 de junio de 1994, 60 aficionados a los toros salieron de la corraleja de Momil, muy felices para Palmito-Sucre en uno de esos  buses que le llaman buses de escalera. Testigos que entrevisté en aquel momento me contaron que los pasajeros iban contentos, hablando de lo bueno que habían quedado los toros y en medio de la alegría le pedían al conductor del bus que acelerara para llegar pronto al pueblo para seguir celebrando.
No habían avanzado diez minutos cuando el bus se incrustó en la plancha de una tractomula que estaba parqueada al lado de la vía, a la altura de Sabaneta. El saldo no pudo ser más trágico: 19 personas murieron y 9 más quedaron heridas.
Esa noche de junio de 1994 llegué al lugar del accidente para contarle al mundo lo ocurrido: Cadáveres tirados en la carretera, cuerpos desmembrados sentados aún en las sillas del bus que solo quedó con la carrocería.
La mayoría de los muertos pertenecían a dos familias de San Antonio de Palmito.
Una mala noche para las familias de Malanoche
Este 29 de junio 2019, mi labor de periodista me llevó nuevamente a la Momil para informarle al mundo lo que había ocurrido en el caserío de Cuatrovientos, vía Momil-San André de Sotavento.
Al llegar encuentro cadáveres tirados en la carretera en una extensión de veinte metros. La ruta de la muerte terminaba en un volco que está recostado en una loma al lado de la vía. Debajo de sus llantas el cadáver de una mujer que murió como abrazando la llanta, quizás en un intento como de detenerla.
Que fatal coincidencia, estos muertos, 25 años después, también habían salido llenos de vida de las  corralejas de Momil. Al igual que en aquel entonces, también, la mayoría son miembros de una misma familia, familia que entre otras cosas residía en un pueblo que tiene por nombre lo que les pasó en la ultima noche de sus vidas: Malanoche.
#Opinión …Y que dice Chica
No pretendo culpar a nadie, pero las autoridades constitucionalmente constituidas en Colombia, están para preservar las vidas de los ciudadanos, y preservar la vida significa estar atentos a cualquier circunstancia que ponga en peligro la integridad del ciudadano.
Las fiestas en Corraleja de Momil son un evento previamente organizado, con fecha definida en el calendario. Un evento que debe organizarse con previa reunión del Comité local de atención de emergencias. Unas festividades que deben tener un plan de acción que debe tener planeado el regreso a casa de los aficionados.
Y más aún habiendo antecedentes, y no solo hay que hablar del accidente ocurrido hace 25 años que dejó 19 muertos y el acontecido la noche del 29 de junio de 2019  que dejó 9 víctimas, sino de otros ocurridos en los caminos de Momil, Chimá y Tuchín en los últimos años, en donde borrachos que salen de las corralejas, se estrellan en sus motos y mueren, se debe actuar en planes de tránsito.
En qué quedó la prohibición de vehículos pesados en las carreteras, en horas de la noche los puentes festivos y más en una región en donde había festividades?.
Había o no había puestos de control de la Policía de Carreteras en la vía Lorica-Chinú, para garantizar el desplazamiento de los aficionados a las corralejas?.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba