Argentina, con cara de equipo: superó a Venezuela y está en semifinal

El triunfo 2-0, con goles de Lautaro Martínez y Lo Celso, no requirió de la mejor versión de Messi.

Argentina reclamó en el Maracaná el rótulo de favorito con el que llegó a la Copa América. Sin la necesidad de un Messi determinante, se impuso 2-0 contra Venezuela en cuartos de final del torneo de Brasil y recuperó justo a tiempo la idea de equipo que tanto se le pedía.

La evolución de Venezuela sucumbió ante la aparición de Lautaro Martínez, Agüero, Armani, Lo Celso y hasta Di María, los escoltas que se pedían para respaldar al 10, el mejor del mundo.

Y es una pena para los de Dudamel –asesorados por Franciso Maturana- porque el juego empezaba con un show de Wilker Fariñez a los dos minutos, cuando corrigió con un oportuno cierre de piernas el pestañeo defensivo, ante el remate de Agüero. Y a los 6 minutos de nuevo se avivaba frente a Pezzella en el tiro de esquina que amenazaba con la apertura del marcador.

Pero Argentina acosaba y Venezuela no lograba sacar la pelota de su arco, con lo cual el primer gol era cuestión de tiempo, de diez minutos para ser precisos. Fue lo que tardó Agüero en meter un remate desde la izquierda, que Lautaro, de espaldas y de taco, cambió por gol.. Sí Lautaro, el que era suplente al inicio de la Copa…

La impotencia de los de Dudamel se sintió un minuto después, por una patada de Rincón descalificadora y para amarilla, una de las muchas que mostró el árbitro colombiano Wilmar Roldán, lo cual le generó ácidas críticas de los argentinos.

Tardó Venezuela 17 minutos en llegar, una confusión en el arco de Armani, remate de afuera de Junior Moreno y por poco le queda a Rondón.
Venezuela tuvo la más clara del complemento al minuto 70, tras un gran pase de Rincón a Hernández que oportunamente atajó Armani, y parecía que se animaba Venezuela, alentada por el público en el Maracaná.

Pero llegó el error de Fariñez, quien no pudo atajar con solvencia un remate de Agüero, dejó el rebote servido y Lo Celso sentenció el juego.
De nuevo Armani al 83 salvó su puerta tras un cobro peligroso de tiro de esquina pero ya estaba todo muy cuesta arriba para una Venezuela que luchó pero no tuvo la chispa de talento que resuelve las angustias.

Tras una esperanzadora primera ronda en Brasil, los chicos de Dudamel se fueron de la Copa y dejaron para Argentina un gran sorbo de confianza para la semifinal y una verdad que borra de un plumazo la mala imagen de la fase de grupos para abrir paso a la ilusión: ¡se puede ganar sin Messi!

Ahora, la suerte depara un clásico suramericano: Brasil vs. Argentina. nada más y nada menos…

Vía futbolred.com

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba