Asociación de Usuarios del Acueducto de Nariño y Palo de Agua – ASUANAPA ¿Corrupción, mala administración, tinte politiquero o inoperancia?

Por: Gabriel Ávila Campo

La creación del acueducto que hoy tenemos en ambas comunidades, Nariño y Palo de Agua, Lorica, Córdoba empezó a gestarse desde el año 1977, la cual dio sus frutos en 1979 con la llegada del preciado líquido a nuestras viviendas.

Frente a las administraciones que olímpicamente la han dirigido, a esta entidad le queda poco tiempo para el cierre definitivo. Han pasado más de 40 años de lucha incansable para lograr una excelente sostenibilidad del ente, pero algunas administraciones han querido acabar con este patrimonio de todos.

Lanzo un S.O.S a la Gobernación de Córdoba, a la alcaldía municipal de Santa Cruz de Lorica y a la Fiscalía General de la Nación, para que hagan una intervención cuantitativa en su proceso de operación, dirección administrativa y contable.

Frente a la situación actual, surgen algunos interrogantes que solicito el favor le aclaren a cada comunidad y a los entes de control autorizados respectivamente:

¿Como se elige a su junta administradora?
¿Quiénes y como se elige al tesorero o recaudador?
¿Tiene intereses y tintes politiqueros?
¿Qué entidad del estado vigila y supervisa el buen funcionamiento de ASUANAPA?
¿Es necesario un cambio o modificación de estatutos que permita rediseñar nuevas formas de dirigir a la entidad?
¿Se ha gestionado ante el gobierno nacional la ampliación de cobertura a las veredas y caseríos de cada corregimiento?
¿Qué estrategias se han implementado para combatir la incultura del No pago?
La administración que en estos momentos controla los destinos de la empresa, parece llevarla en picada y se ve venir un colapso, que la conllevaría a su cierre total.

“Cuando el INAS, Instituto Nacional de Salud, se lo entregó a las comunidades, específicamente a las Juntas de Acción Comunal, lo hizo mediante un documento, estas juntas eligieron públicamente a unos comités administradores tanto en Nariño como en Palo de Agua, los comités recibieron el nombre de Juntas de Vigilancia, se eligió así mismo a un administrador o recaudador; este recibía los dineros por las cuotas familiares.

Más adelante hubo una revisión por el INAS, y se consideró conveniente cambiar a los señores administradores. El INAS planteo crear una regional entre Nariño y Palo de Agua, La Doctrina y las Garitas, que fuera administrada por un solo recaudador; eso funcionó a próximamente dos años. Más tardes las comunidades se revaloran diciendo que “ellas querían tener su propio recaudador, y fue así como nuevamente cada comunidad nombró su recaudador”.

Queda demostrado, que las malas administraciones son las que han facilitado la destrucción del acueducto. No es nuevo en nuestro medio encontrar personas inescrupulosas que hacen mal uso de los dineros de la comunidad, en nuestra región se ha vuelto una cultura de la incultura realizarse el autoprestamo.

“El Acueducto rural que presta los servicios de agua potable con óptima calidad, operado por la Asociación de Usuarios del Acueducto de Nariño y Palo de Agua – ASUANAPA, se encuentra actualmente recibiendo subsidios para los estratos 1,2 y 3, con los recursos del Sistema General de Participación de Agua Potable y Saneamiento Básico SGP-APSB del Municipio Santa Cruz de Lorica”.

La sostenibilidad del acueducto debe prevalecer y ser prioritaria ante las adversidades que se han presentado a lo largo de su funcionamiento; no podemos permitir más abusos por parte de sus operadores.

Por lo anterior, es necesario que la “junta administradora” actual y la de otros tiempos, le den la cara a la comunidad y llame a los entes de control antes mencionados para que entreguen los balances, documentación certera, correcta y al día.

Palo de Agua, mayo 11 de 2019

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba