Hombre asesinado en San Pelayo fue el que mandó a cerrar Justo & Bueno en Cereté

Farid Eduardo Espitia Mattos, el hombre que se metió al almacén Justo y Bueno el pasado sábado 4 de mayo y amenazó a los empleados con un arma hechiza,  obligándoos a cerrar el local, fue encontrado con varios tiros en su cuerpo en un camino de Corosito, zona rural de San Pelayo.

Una fuente policial le confirmó a ChicaNoticias que el cadáver encontrado en Corosito corresponde a la persona que estaban buscando porque había sido identificado en un vídeo grabado el día de la amaneza a Justo y Bueno.

Farid Eduardo Espitia Mattos, residía en el barrio 24 de mayo de Cereté en donde hacia unos meses sufrió un atentado que lo dejó varias en semana en UCI en una clínica de Montería.

La misma fuente policial le dijo a ChicaNoticias que Farid Espitia tenía anotaciones judiciales y que cuando se salvó del atentado que le hicieron en su casa volvió a la vida delincuencial.

“En esa ocasión fueron a matarlo pero se salvó, Díos le dio otra oportunidad pero no la aprovechó y volvió a sus andanzas atracando en la calle “, le comentó a ChicaNoticias la fuente que reveló el nombre de la persona encontrada asesinada en Pelayito.

Las autoridades investigan la hipótesis de que a Farid Eduardo Espitia Mattos lo habrían asesinado las mismas bandas criminales por estar amenazando y extorsionando en Cereté a nombre de ellos.

VER VÍDEO AQUÍ:

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba