Secretario de Gobierno de Puerto Libertador: Amenazado, desplazado y nadie hace nada para evitar que lo maten

Por Rafael Chica Guzmán

Le pregunto si tiene miedo que lo maten y en tono fuerte me responde que a pesar de no tener la protección solicitada a la UNP, no quiere salir en los medios de comunicación  gritando “¡Me van a matar!, Me van a matar!”, porque siente que puede seguir trabajando a favor de su pueblo y no quiere mostrar debilidad ante quien lo amenaza o paga para que lo amenacen.

“Espero no tener que salir a los medios a decir lo que dijo Tito Diaz, Alcalde de El Roble, cuando al mismo presidente le dijo a mí me van a matar y todos conocemos el desenlace de esta triste historia que también terminó en muerte”.

Pero cuando le pregunto cómo está la familia, se paralizan sus labios, se queda pensativo, intenta hablar, pero un nudo en la garganta no se lo permite, los ojos se le enrojecen y se humedecen y cuando logra decir palabras, salen con un dejo y la voz es quebrada.

“Mi familia está tremendamente afectada y no, no, no tengo miedo, espera, no tengo más que decir al respecto”.

Lo que pasa en este momento de la entrevista con Rafael Iván Martinez Ricardo, Secretario de gobierno del municipio de Puerto Libertador, es que se acuerda del 16 de enero de 2019, cuando un vecino le entregó el sobre que le habían dejado a nombre de él, y al abrirlo leyó que le daban 24 horas para salir del pueblo o lo mataban.

Rafael Martinez no esperó las 24 horas y recordando casos similares de amenazas por los grupos al margen de la Ley que hoy tienen a más de 725 familias viviendo fuera de su territorio y a algunos líderes sociales bajo tierra , no lo pensó dos veces, le dijo a su esposa e hija que empacaran lo que pudieran empacar en las tres maletas y dos bolsos que estaban en la casa, los montaron en el carro y salieron del pueblo.

Han pasado dos meses y quince días en los que a pesar de dar a conocer su situación en dos consejos de seguridad, reportar el caso ante la Unidad Nacional de Protección, informarle el problema a la Gobernadora Sandra Devia y atender dos estudios de riesgos, no ha podido regresar a su pueblo por temor a que lo maten y le toca andar por escondido en algún lugar de Montería acompañado de un amigo que no tiene ni revolver para defenderlo.

“Yo espero no hacer parte de ese largo listado de personas que hacen las denuncias que colocan en conocimiento de las autoridades todo este tema de amenazas y luego lo que ves, es que lo van a recoger  donde los han asesinado, y se encontraban completamente inermes frente al actor que los amenazó, frente al violento que por x o y circunstancia, no quería que estuvieran en el lugar donde estaba”.

Dice no saber si las amenazas son de los grupos ilegales que operan en la zona o de fuerzas políticas que aprovechando las amenazas y desplazamientos masivos lo hicieron salir, pero considera que eso es algo que deben investigar las autoridades para devolverle la tranquilidad a su familia y al mismo municipio que tiene a su Secretario de Gobierno en el exilio.

“Aquí el que se encuentra amenazado no es Rafael Martínez, quien está amenazada es la institucionalidad de un municipio, es la función pública, porque me están impidiendo de alguna manera, que yo pueda ejercer mis labores, que yo pueda cumplir con mis obligaciones como secretario de gobierno del Municipio de Puerto libertador”.

Mientras dialogo con el Rafael Martinez, en una sitio de Montería, debemos interrumpir la entrevista en varias ocasiones, para que conteste a sus subalternos, que lo llaman a cada rato a reportarle nuevas familias desplazadas que llegan a Juan José o preguntarle a donde le mandan el informe o la autorización de gasto que debe firmar.

“He tenido que acudir a la herramienta de teletrabajo, todo lo hago a través del teléfono, si me corresponde firmar documentos me los tienen que traer acá para yo poderlos firmar, pero no dejan de ocurrir cosas que se escapan del control de uno, porque no es lo mismo hacerlo a través del teléfono que hacerlo de manera presencial”.

Tal vez por no mostrar debilidad insiste en no tener miedo, pero un hombre vestido con con camiseta, jean y un morral en la espalda, que ingresa a la cafetería en la que nos encontramos a solicitar un café, lo pone nervioso y pide parar la grabadora para tomar un suspiro.

“Yo espero que haya una actuación sensata de parte de las autoridades, de parte de la Unidad Nacional de Protección en gestionar rápido el tema de mi protección, yo he solicitado que me coloquen la protección y que siga el proceso y que si al final del proceso se determina que yo no tengo ningún riesgo, que lo levanten, pero que por favor me den la protección en estos momentos, porque ahora es que la necesito, no después cuando me hayan asesinado”.

Este 16 de abril Rafael Iván Martinez Ricardo cumplirá tres meses lejos de su oficina, lejos se su casa que dejó con candado, lejos del  pueblo en el que ha vivido los últimos 23 años  y en el que durante los últimos tres años ha ejercido el papel de Secretario de Gobierno, papel que ahora debe hacer en forma virtual por culpa de los violentos.

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba