Uno con detención domiciliaria y otro para la casa: guardianes Inpec

Después que dos guardias del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), fueran capturados en la ciudad de Montería por la presunta venta de estupefacientes al interior de la cárcel Las Mercedes, se conoció que uno quedó libre y el otro con casa por cárcel. Fue lo que se concluyó ayer cuando fueron llevados ante un juez los guardianes del Inpec, Carlos David Upegui Aguirre, natural de Montería; y Gabriel Esteban Recalde Guerrero, natural de Pasto, Nariño, quien anoche fue asegurado con detención domiciliaria.

Este último habría sido el que introdujo desde la calle en su bolso los 362 gramos de marihuana y los 183 gramos de cocaína a su casillero, espacio que compartía con su compañero Upegui Aguirre, este último fue quien descubrió lo de la droga y dio la voz de alerta a sus superiores la mañana del miércoles.

Carlos David Upequi Aguirre fue dejado en libertad por solicitud de la Fiscalía cuando el representante del ente acusador se disponía a formular cargos, ya que aseguró que contra él no tenía nada que imputar, pero en cambio contra Recalde Guerrero sí, pues habría inferencia razonable de autoría en su presunta responsabilidad con ingreso de la droga.

Este medio conoció que cuando se tuvo la sospecha de la droga en el dormitorio de nueve de los guardianes de turno el miércoles por la mañana, uno de los jefes de los guardianes, pidió apoyo del guarda y el canino antinarcóticos para hacer el operativo.

Al llegar al dormitorio el perro se dirigió a donde estaba el casillero de Recalde Guerrero y de una vez se procedió a una requisa. Les mandaron a quitar las botas a todos y cuando halaron la droga, el principal sospechoso negó haberla ingresado y como compartía casillero con Upegui Aguirre por eso la doble captura.

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba