Un guardián quedó libre y otro en casa por cárcel

El guardián del Inpec Gabriel Esteban Recalde Guerrero, natural de Pasto, Nariño fue asegurado con detención domiciliaria, tras ser indiciado de presuntamente ingresar 362 gramos de marihuana y 183 de cocaína a su casillero en la cárcel Las Mercedes de Montería.
El caso fue dado a conocer el pasado miércoles cuando se tuvo la sospecha de la droga en uno de los dormitorios de los 9 guardias de turno.

De inmediato se pidió apoyo y con perros antinarcóticos se procedió a buscar la droga la cual fue hallada en el casillero de Gabriel Recalde Guerrero, el cual compartía con David Upegui Aguirre.

Este último fue capturado también, pero dejado en libertad, por solicitud de la Fiscalía, pues se comprobó que no tuvo nada que ver con el ingreso de la droga y fue quien alertó sobre la presencia de los estupefacientes.

Participa en los comentarios