Video: Supersalud da un parte de tranquilidad a usuarios de la liquidada EPS Comfacor

La Superintendencia Nacional de Salud dio un parte de tranquilidad a los más de 540 mil usuarios de la EPS Comfacor y les reiteró no se verán afectados en la prestación del servicio de salud.

La SuperSalud aclaró que Comfacor deberá trasladar a los usuarios a otras EPS que actualmente operen en las regiones donde tiene operación, sobre las que no haya medidas de vigilancia especial, ni restricción de afiliación por parte de dicha entidad.

Distribución

Los grupos familiares sin pacientes con patologías de alto costo se distribuirán el 50% en partes iguales entre las EPS que operen en cada municipio y el restante 50% en forma proporcional al número de afiliados de las EPS en cada departamento.

Los grupos familiares que tengan pacientes con patologías de alto costo, es decir, pacientes trasplantados, con VIH, renales, diagnosticados con hemofilia, entre otros, se clasificarán en forma independiente de los demás grupos familiares y se distribuirán aleatoriamente entre las EPS que operen en el municipio en forma proporcional a su número de afiliados.

La Superintendencia agregó que la liquidada entidad deberá garantizar, hasta el 31 de marzo la normal atención y prestación del servicio para todos sus afiliados en los seis departamentos donde tiene presencia, sin interrupción y con todas las garantías; así mismo, la continuidad de todas aquellas autorizaciones, cirugías y tratamientos que están aprobados o en curso, sin afectar sus derechos en salud.

Así mismo, tanto Comfacor como las EPS que acogerán a los afiliados a partir del 1 de abril, deberán garantizar la continuidad de aquellas autorizaciones, cirugías y tratamientos que están aprobados o en curso y la prestación de los servicios, sin afectar sus derechos en salud.

Este pronunciamiento se conoce luego de que el personero de Montería, Jorge Mario Galofre, expuso que varias IPS de la red de Comfacor habían anunciado que no atenderían a estos pacientes.

Ante lo anterior, la Superintendencia Nacional de Salud le hace un llamado a la red de prestadores de Comfacor, es decir, a las clínicas y hospitales, “para que no suspendan el servicio a los afiliados a este programa de salud. Así mismo, que lo hagan bajo los criterios de calidad y oportunidad, y sin ningún tipo de barreras administrativas”.

Para resolver cualquier inquietud, la Supersalud dispuso la línea Gratuita Nacional 018000513700 y para llamar a Bogotá, la línea 4817000.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba