Un homenaje al Doctor Zapa: Alcalde de Montería despidió al ex gobernador Zapateiro

Un homenaje al Doctor Zapa

Por: Marcos Daniel Pineda García
Alcalde de Montería

Palabras de despedida al doctor JULIO CÉSAR ZAPATEIRO RODRÍGUEZ durante su sepelio.

Quiero, en estas cortas palabras, exaltar la vida de un hombre que hoy despedimos con sentimientos de admiración, cariño y gratitud, y quiero expresarlas en tres contextos: como alcalde agradecido, como copartidario orgulloso y como amigo entrañable.

En primer lugar, permítanme, como Alcalde de Montería, exaltar la vida de un hombre que trabajó al servicio de su ciudad y su departamento, llevando una imagen pública sin tacha, con honradez y altos valores éticos y morales, cualidades que nos permiten decir sin temor a equivocarnos, que el doctor Julio César Zapateiro Rodríguez, fue un monteriano honorable y un personaje distinguido de la vida pública del departamento de Córdoba, a quien siempre recordaremos con gratitud por su legado, que perdurará en las gratas historias que inspiran su nombre.

Por esta razón, al término de estas palabras quiero entregar a sus familiares la Medalla Antonio De La Torre y Miranda, máxima distinción de nuestra ciudad, como un homenaje póstumo al doctor Zapateiro, por una vida dedicada al servicio de Montería y Córdoba.

Como copartidario, el doctor Zapateiro será siempre recordado como un orgullo del Partido Conservador en Córdoba y un ejemplo para quienes hemos dedicado nuestra vida a la política. Era un hombre de profundas convicciones e ideales inquebrantables y aun en sus últimos años se sentía su templanza hasta en la forma como gesticulaba, empuñando firme su bastón con la mano derecha. Recordaba con profundo cariño y con anécdotas inolvidables a sus entrañables amigos: Gilberto Alzate Avendaño, Misael Pastrana Borrero y Amaury García Burgos, a quienes llamó “jefes” hasta el final de sus días. Sin duda alguna, la vida del doctor Zapateiro debe ser un ejemplo a seguir para todos a quienes nos apasiona la política.

Como amigo entrañable de la familia, tuve el privilegio de apreciar más que de conocer al doctor Zapa, como cariñosamente le llamábamos en casa. Me maravillaba y aprendía mucho con nuestras amenas tertulias en los mecedores de la terraza de su casa en el barrio La Julia. Era una caja de música y dueño de una gran cultura, gracias a su pasión por la lectura, tanto así que deja una de las bibliotecas privadas más grandes del Caribe. Recuerdo que me decía con mucho acierto “hoy falta mucha cultura ciudadana, porque la gente no lee”.

La última vez que lo vi, fue precisamente en octubre pasado durante la Feria de la Lectura de Montería: Un Río de Libros y al momento de despedirse, me dijo: “esta feria es lo mejor que le ha pasado a Montería, ¡qué vaina de buena!”. Nos reímos, le di ese último abrazo que siempre recordaré, y remató la frase diciéndome con su conocido desparpajo: “¡quítate esa gorra, Alzate era calvo como tú!”.

Así pues, como Alcalde, y en nombre de todos los monterianos, nuestra gratitud por su legado; como copartidario, invito a presentes y a futuras generaciones, a ver en la templanza y la rectitud del doctor Zapateiro un ejemplo a seguir, y como amigo, quiero expresarle a doña Rosita, a sus hijos Julio César, Jorge, Beatriz y Boris, a todos sus nietos y demás familiares, nuestras más sentidas condolencias, siéntanse orgullosos del esposo, padre y abuelo que Dios les regaló.

Para el doctor Zapa, pido un adiós con aplausos merecidos.

Muchas gracias.

MARCOS DANIEL PINEDA GARCÍA
Montería, enero 7 de 2019

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba