‘Ley de garantías se ha convertido en un freno al desarrollo regional’

Carlos Camargo, de la Federación de Departamentos, contó de la importancia de eliminar esa ley.

El director Ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos, Carlos Camargo, pidió insistir en la eliminación de la restricción que tienen los entes territoriales para contratar en época de elecciones con el fin de que los mandatarios locales elegidos este año no tengan esa camisa de fuerza en sus administraciones.

En diálogo con EL TIEMPO Camargo destacó que “en el mundo real” Colombia es un país de regiones gracias a la unión de 19 departamentos en cuatro de ellas, pero también dijo que legalmente “las cosas son diferentes” ya que los gobernadores son como “menores de edad” que dependen del Estado para varias de sus actuaciones.

¿Cómo arrancan su último año de mandato los gobernadores del país?

Con enormes expectativas y compromisos, pero sobre todo con la voluntad de cerrar sus administraciones con resultados tangibles, que den fe de la tarea cumplida, concluir lo que planificaron en sus planes de desarrollo.

Este año no se pudo eliminar el congelamiento de contratación en los departamentos en época de elecciones, ¿qué tanto esto afectará a los departamentos?

Es una lástima que el Congreso de la República no hubiera debatido el proyecto de ley de iniciativa parlamentaria acompañado desde la Federación Nacional de Departamentos y que buscaba precisamente eliminar un retén legal, que es a todas luces innecesario. La ley de garantías se ha convertido en un freno al desarrollo regional y un estímulo a la ineficiencia.

El tiempo de los mandatarios regionales se malgasta esperando una cita con algún funcionario en Bogotá que le autoriza o le desautoriza algún compromiso

¿Este tipo de controles son necesarios cuando desde el 2015 se eliminó la reelección presidencial, que fue la que los motivó?

En un principio el legislador quería impedir que los recursos del Estado se pusieran al servicio de una causa partidista o a una aspiración política, pero abolida la reelección presidencial debe liberarse a la administración pública de esa prohibición, que solo contribuye a detener al Estado en el cumplimiento de sus deberes constitucionales.

¿Hay tiempo para insistir en este cambio y que se aplique para las elecciones locales de octubre?

No creo que haya tiempo, pero sí debería hacerse para que los mandatarios que vienen no tengan ese obstáculo que ya no tiene razón de ser. Seguir gobernando el país como si estuviera viva la reelección presidencial es un contrasentido. Confiamos en que en 2019 esta iniciativa sea una prioridad del Congreso.

El Congreso aprobó la ley de regiones, ¿esto qué significa para el país?

La Federación Nacional de Departamentos celebra el compromiso del Congreso de la República y del presidente Iván Duque con las regiones con esta ley que fue aprobada por una abrumadora mayoría y esperamos que sea sancionada pronto. Eso significa respeto y reconocimiento a un país de regiones. La autonomía regional y la descentralización son imparables.

¿Los gobernadores siguen dependiendo mucho del gobierno central?

Lamentablemente sí. El tiempo de los mandatarios regionales se malgasta esperando una cita con algún funcionario en Bogotá que le autoriza o le desautoriza lo que dicho mandatario se comprometió a hacer cuando lo eligieron. Es inaudito que se les dé tratamiento como si fueran menores de edad que necesitaran tutoría.

¿Qué tan avanzada está la constitución de las Regiones Administrativas de Planificación (RAP)?

Van bien. Hoy tenemos 19 departamentos del país que están constituidos en cuatro RAP y se encuentran otras en proceso de constitución como la de la región de la Amazonia. Es un paso trascendental en materia de ordenamiento territorial que llenó un vacío de 27 años en la reglamentación legal en esta materia.

¿Es decir que Colombia se acerca cada día más a ser un país de regiones?

En el mundo real Colombia es un país de regiones, en el mundo legal las cosas son diferentes. Hay que superar la visión centralista. Sucede que los hechos atropellan al derecho. Las regiones son un hecho, ahora necesitamos que llegue el derecho y reconozca esa realidad.

¿Cómo les ha ido a los gobernadores con el presidente Duque?

Ha sido una relación constructiva en medio de las dificultades fiscales. Los gobernadores valoran la disposición al diálogo permanente por parte del presidente Duque y su decisión de encontrar soluciones a las demandas regionales.

Tomado El Tiempo 

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba