India, donde las mujeres con menstruación son consideradas impuras

El gran templo hindú Ayyappa fue vetado por varios años para mujeres con menstruación, es decir en promedio entre los 10 y 50 años de edad.

Nuevos enfrentamientos violentos se produjeron este miércoles en India luego de que dos mujeres desafiaran a los fieles tradicionalistas e ingresaran a escondidas y bajo protección policial a un templo hindú por primera vez después de un fallo histórico de la Corte Suprema.

La visita de las dos mujeres al santuario hindú de Sabarimala, en el estado de Kerala (sur), provocó manifestaciones sobre todo ante la sede del Parlamento estatal en Thiruvananthapuram, y enfrentamientos con la policía, en los cuales varios funcionarios resultaron heridos.

Las dos mujeres ingresaron al alba con protección policial al templo de Sabarimala y lograron salir sin que se percataran los fanáticos tradicionalistas, confirmaron los funcionarios.

Medios locales informaron que también hubo otras protestas con violencia esporádica en otras ciudades del Estado.

El templo de Sabarimala es desde hace semanas epicentro de enfrentamientos entre los hindúes tradicionalistas, que defienden la prohibición de entrada de mujeres al templo, y los partidarios de la decisión de la Corte Suprema, especialmente asociaciones de derechos de las mujeres.

Las imágenes divulgadas mostraron a las dos mujeres, Kanaka Durga y Bindu -que tiene solo un nombre-, ingresar al templo vestidas de negro con la cabeza inclinada.

“No entramos subiendo los 18 escalones sagrados, sino por la entrada del personal”, dijo a los reporteros una de las dos mujeres, que sigue bajo protección policial.

El jefe del gobierno local de Kerala, Pinarayi Vijayan, confirmó la información. “Es correcto que las mujeres entraron al templo. La policía tiene que ofrecer su protección a toda persona que desea rezar en el templo”, declaró.

Purificación después del ingreso
Este acto detonó manifestaciones en Thiruvananthapuram, la capital del Estado, por parte de decenas de mujeres tradicionalistas que pidieron la renuncia del jefe de gobierno Vijayan.

En los enfrentamientos la policía lanzó gases lacrimógenos y agua contra los manifestantes. Blanco de piedras, los policías respondieron contra los manifestantes que intentaban obligar a que se cerraran las tiendas.

Cinco manifestantes que intentaron ingresar al Parlamento de Thiruvananthapuram fueron arrestados.

El gran templo hindú Ayyappa en Sabarimala fue durante 20 años objeto de una batalla judicial antes que el 28 de octubre la Corte Suprema juzgara como discriminatoria la prohibición de entrada al santuario a las mujeres con edad de tener la regla, es decir de entre 10 y 50 años.

Las mujeres con menstruación son con frecuencia consideradas como impuras en la sociedad india conservadora y patriarcal.

Aunque la mayoría de los templos hindúes no autorizan a las mujeres a ingresar cuando tienen sus reglas, Sabarimala era uno de los pocos santuarios en prohibir de plano a todas aquellas mujeres entre la pubertad y la menopausia.

“Ver las imágenes mostrándolas ingresando al santuario me hizo llorar de alegría. Cuánto tiempo nos ha costado reclamar espacio, escribir nuestro camino hacia la historia… “, escribió en Twitter la autora feminista Meena Kandasamy

Varios grupos hindúes así como el partido nacionalista hindú Bharatiya Janata Party (BJP) del primer ministro Narendra Modi denunciaron esta decisión de la Corte Suprema.

El miércoles, los responsables locales del BJP anunciaron la convocatoria de dos días de manifestaciones en el Estado, dirigido por una alianza de izquierda, con el fin de protestar contra la intrusión de las dos mujeres.

Desde que se dio a conocer este ingreso, los responsables del templo ordenaron su cierre para realizar un ritual de purificación. Luego reabrió una hora más tarde.

Tras la decisión de la Corte Suprema, varias mujeres intentaron ingresar al santuario, pero en cada oportunidad fueron impedidas por los tradicionalistas.

A mediados de octubre, estallaron enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y extremistas, que impidieron a las mujeres subir hasta este templo al que se accede después de una larga caminata.

Los manifestantes lanzaron piedras contra los policías y atacaron a mujeres periodistas. Cerca de 2.000 personas fueron detenidas posteriormente.

El martes decenas de miles de mujeres formaron una cadena humana para apoyar la decisión de la Corte Suprema emitida en septiembre. Esta manifestación, llamada “Muro de Mujeres”, fue apoyada por el gobierno local.

Según el sitio web del templo, los millones de peregrinos que van cada año tienen que abstenerse de todo encuentro sexual durante los 41 días precedentes a su visita al santuario. Algunos realizan una ruta difícil a través de la selva para llegar al lugar, situado en la cima de una colina a 1.200 metros de altura.

Fuente
AFP

Participa en los comentarios