Un árbol le cayó encima y vivió para contar el cuento: Un ritual que casi termina en tragedia en Lorica

En la imagen que muestra el video, que se ha hecho viral en las redes sociales, se ve como las ramas de un grueso árbol le caen encima a George López Martinez, quien queda tendido en el piso, al parecer sin vida. Una aglomeración de personas grita, pero no de angustia, sino de alegría por lo ocurrido.

La singular escena no forma parte de un accidente, de personas que están cortando un árbol, es una tradición de más de cien años que se realiza en el barrio Remolino de Lorica pero que esta vez estuvo a punto de quitarle la vida a uno de los participantes en el jolgorio.

Sin embargo, la historia tuvo un final feliz, George López no murió. En declaraciones al periodista Deiby Palomino del periódico digital La Flecha, contó que solo se privó un instante, pero fue levantado por su hermana y llevado a su casa donde le curaron una herida en la barbilla.

La tradición del barrio Remolino

Cada madrugada del 8 de diciembre, los habitantes del barrio Remolino de Lorica, que en medio de ron y música han esperado la media noche para encender las velitas, salen a buscar un árbol grande y grueso, que dona cualquier vecino del sector, para traerlo y sembrarlo en la plaza central.

Los participantes en el festín cargan y desfilan con el árbol que comienza a sembrarse en la plaza, al ritmo de porros interpretados por una banda folclórica, justo cuando el sol comienza a salir por el horizonte.

Mientras un grupo de personas, tomando ron y bailando siembra el árbol, el resto de los habitantes del barrio, amanecidos de una noche de fandango, danza al rededor del árbol tirado en el piso.

La tradición indica que cuando van a levantar el árbol, se le deben dar vueltas, como su un remolino lo estuviera sacudiendo, y la gente se debe meter debajo de su follaje para recibir la brisa que expanden las ramas, como si se tratara de una bendición. La gente grita de júbilo y la banda debe tocar el mejor fandango, para que la comunidad siga bailando.

Según habitantes del sector, el accidente ocurrido en la mañana del 8 de de diciembre, y en el que George López casi pierde la vida, no es el único que ha sucedido en los largos años de historia de la celebración. “Hace algunos años el árbol que ya estaba sembrado se desplomó y le fracturó la pierna a un hombre que ayudaba en la siembra sosteniendo el cañamo que aguantaba el palo”.

Habló George López

Como si nada hubiera pasado, George López, apareció este domingo 9 de diciembre en la terraza de su casa, donde fue entrevistado por el periodista Deiby Palomino.

“Me distraje en el momento y me cayó el palo encima, me recogió mi hermana y me trajo acá a la casa enseguida”, contó George, quien aseguró que en la noche del sábado 8 de diciembre regresó a la plaza y bailó fandango hasta el amanecer, alrededor del árbol que estuvo a punto de quitarle la vida.

La fiesta continua

La tradición del barrio Remolino de Lorca implica tres noches de fandango, dos de las cuales se realizan alrededor del árbol sembrado. La fiesta termina este domingo con otros singulares actos que despiertan la adrenalina entre los habitantes: En la tarde de este domingo una vaca brava es soltada en las calles del barrio y un muñeco gigante va anunciado que el animal va en camino para que las familias cierren las puertas de sus casas. En la noche se realiza “el ultimo y morrocotudo fandango hasta el doctor solano abrazo sus puertas”.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba

Comments are closed.