Venezolanas alborotaron a Santa Lucia: Mujeres del pueblo las quieren sacar

Son nueve, tres son blancas de cabellos dorados, una tiene el pelo pintado como color candelilla, dos tienen un color acaramelado en sus cuerpos y cabellos ondulados, las otras tres son morenas o mejor unas morenazas.

La anterior es la descripción que un cuarentón del corregimiento de Santa Lucía le hace al perfil de Facebook Juan Travesía, sobre las nueve mujeres venezolanas que por estos días son motivo de las más largas conversaciones entre mujeres y hombres del cercano pueblo al casco urbano de Montería.

Y es que desde que llegaron las venezolanas se ha formado todo un alboroto en el pueblo: Las cantinas pasan más llenas, los habitantes de otros pueblos visitan con más frecuencia a sus amigos de Santa Lucía, pero lo más preocupante es que las mujeres se han vuelto más celosas con sus maridos.

Pedro Cordero, un habitante de la región que tiene 72 años, le contó a Juan Andrés Ubarnes, que llegó en su moto a grabar imágenes para su pagina Juan Travesía, que nunca, en sus largos años de vida, su mujer se había puesto tan quisquillosa para permitirle visitar a su hija que vive a un lado de la carretera Santa Lucía-Moñitos, cerca a uno de los bares donde están las venezolanas más bonitas.

“El otro día la doña de la casa me preguntó que de cuando a cuando se me había dado por estar visitando a la niña y me desparpajó diciéndome, “no será que tu lo que vas es a ver a las venezolanas”, usted cree periodista, que a mi edad es para que esa mujer me esté celando y menos con esas mujeres que de seguro no quieren nada con un viejo como yo?, le contó Pedro Cordero a Juan Ubarnes.

Pero los viejos no son los únicos que tiene problemas por la presencia de las lindas venezolanas, hace una semana a los jóvenes le formaron el zaperoco más grande que haya tenido la comarca.

Resulta que un grupo de mujeres, con edades entre los 20 y los 40 años, se reunieron cerca a la plaza que está frente al Puesto de Salud de Santa Lucía para discutir qué hacer con las venezolanas que les están quitando sus novios o marinovios, y luego de tres horas de debate decidieron hacer una marcha para pedir la salida del pueblo de las hermosas competidoras.

Sin embargo, según el personaje que le contó la historia a Juan Travesía, la famosa marcha no se realizó porque fue desbaratada por otro grupo, pero de hombres jóvenes, que se reunieron para ver como enfrentaban la guerra que sus mujeres le habían declarado a las venezolanas.

Todo indica que la conclusión a la que llegaron los jóvenes fue bastante efectiva, porque no se ha vuelto a saber más de reuniones de mujeres y desde ese momento nadie molesta a los hombres que se concentran en la carretera, por los lados donde están las cantinas, para mirar a las venezolanas.

¿Y cuál fue esa conclusión?, le preguntó Juan Travesía a su interlocutor:

“Muy fácil, los jóvenes hicieron saber a través de “radio bemba”, el medio de comunicación más efectivo que existe en los pueblos, que si las mujeres no dejaban quietas a las venezolanas, ellos iban a publicar el listado de las chicas que se emocionaron con los cachacos y barranquilleros, que llegaron a vivir en el pueblo, cuando estaban construyendo la nueva carretera Santa Lucía-San Pelayo”.

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba