La pista española de la corrupción en la Corte en la época de Pretelt

Detrás de la decisión de la Fiscalía de compulsar copias contra el polémico exmagistrado Jorge Pretelt por un nuevo caso de corrupción -el primero, el de Fidupetrol, está para fallo en la Corte Suprema- están las investigaciones en España sobre irregularidades en el manejo del famoso Canal Isabel II. Es el mismo escándalo que ha puesto sobre las cuerdas a varias figuras del Partido Popular, y en su momento fue una de las claves de la crisis política que derivó en la salida de Mariano Rajoy del poder.

Las versiones sobre supuesta venta de tutelas en la instancia de revisión en la Corte Constitucional, que fueron fuertes en tiempos de Pretelt y que en esencia son la base del caso de Fidupetrol, se refuerzan ahora por las anotaciones de puño y letra de Edmundo Rodríguez Sobrino, quien fue cabeza del grupo empresarial conformado por el Canal Isabel II en América Latina (Inassa).

Varios de esos documentos están en manos de la justicia española y han sido revelados por medios de ese país. Y en uno de ellos aparece la anotación: “Pretelt y Escobar, 600; Alexei Julio y Pacheco, 150”.

La Fiscalía colombiana cree, como la española, que las cifras se refieren a millones de pesos. Por eso compulsó copias contra Pretelt ante la Comisión de Acusación e investigará por su cuenta al abogado Víctor Pacheco y el también exmagistrado de la Corte Constitucional Rodrigo Escobar Gil. Los dos, de hecho, ya fueron condenados por su papel como abogados de Fidupetrol en el caso que tiene a Pretelt en juicio.

El cuarto nombre es el de Alexei Julio, un brillante exmagistrado auxiliar de la Corte que tuvo varios ‘palomazos’ como titular y que estuvo en la misma sala de tres en la que la firma Recaudos y Tributos (de la que Inassa era accionista) logró mantener temporalmente el lucrativo contrato de recaudo de impuestos en Santa Marta.

Según el portal español El Confidencial, “la agenda de Edmundo, fechada en septiembre de 2015, devela que el entonces presidente de Inassa anotó la cantidad de 600 (al parecer millones de pesos) junto al apellido Pretelt”, y agregó que “la tutela va en tercera a súplica en el Constitucional ante Pretelt”.

Esas anotaciones coinciden con los tiempos de la acción de tutela que Recaudos y Tributos interpuso contra la decisión de la Alcaldía de Santa Marta de dar por terminado un contrato que consideraba lesivo para la ciudad. La tutela fue concedida y reafirmada y terminó seleccionada por la Corte Constitucional.

Jorge Pretelt fue el ponente del caso y planteó proteger los derechos de la empresa, supuestamente violados por el entonces alcalde Carlos Caicedo. Alexei Julio apoyó su proyecto de fallo, al que se opuso el otro miembro de la sala, Luis Ernesto Vargas. La mayoría, dos a uno, decidió el caso.

El alcalde Caicedo, que siempre ha cuestionado la decisión de Pretelt y Julio, entabló una acción de nulidad que, por insistencia de Vargas, fue aceptada y revisada por la Sala Plena de la Corte. El tribunal determinó tumbar el fallo de Pretelt y Julio, lo que en la práctica significaba que la Alcaldía no tendría que pagar la comisión por los impuestos. Sin embargo, para que esto pasara el fallo debía ser redactado de nuevo, y Pretelt quedó con esa tarea. Se demoró casi un año más en hacerlo, y mientras tanto la empresa siguió cobrando por sus servicios.

Caicedo, ahora exalcalde, sostiene que la demora de Pretelt le significó a Santa Marta tener que pagar al menos otros 20 mil millones de pesos, y la Fiscalía ahora investiga si la engavetada de ese expediente se explica por el pago de sobornos de Inassa.

El Confidencial sostiene que “lo que está claro es que el expresidente de Inassa, que está colaborando en España con la Audiencia Nacional, estaba bien relacionado en Colombia hasta que fue destituido en abril de 2016” y revela que ya la justicia colombiana tiene un testimonio de un ejecutivo de la empresa que afirma que “dos de los magistrados pidieron inicialmente 1.000 millones de pesos (332.000 dólares) por favorecer en su resolución a la filial del Canal, pero que al final se conformaron con 750 millones (…) Pretelt recibió su parte gracias a que un proveedor de Recaudos & Tributos aceptó realizar unos trabajos falsos (…) Pretelt recibió su dinero en Bogotá, transportado por los directivos de Inassa Jacobo Noguera y Germán Sarabia”, ambos mencionados en el escándalo de corrupción.

Vía ElTiempo.com

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba