Vigilante asesinó a joven venezolana y ocultó el cadáver durante cuatro días

Mateo Gil Mejía, de 21 años, fue enviado a prisión. Autoridades adelantan trámites para entregar el cuerpo a los familiares de la víctima.

Ella fue identificada como Dila Lugo Salas, una joven también de 21 años que había llegado a Colombia procedente de Venezuela en 2017.

El cadáver de la mujer fue hallado el martes 25 de septiembre en una vivienda del sector Travesías, en la vereda El Corazón del occidente de Medellín.

Seis días antes, el miércoles 19 de septiembre según informó la Fiscalía, Gil Mejía discutió con Lugo Salas, con quien sostenía una relación. “La mujer decidió terminar la relación afectiva que tenía con el procesado desde hace seis meses y lo echó de la casa”, relató el ente acusador en un comunicado.

Según las declaraciones que el propio Gil Mejía les dio a las autoridades, la mujer fue estrangulada “la noche del 20 de septiembre en la propia vivienda, al parecer por un ataque de celos”.

Luego, el confeso asesino huyó y solo hasta el martes los vecinos se percataron de un fuerte olor en el inmueble y dieron aviso a las autoridades.

Así fue que hallaron el cadáver de la víctima.

Tras lo sucedido, Gil Mejía “se presentó voluntariamente a la Fiscalía este mismo martes y confesó el crimen en un interrogatorio de indiciado”.

Sin embargo, no se allanó a los cargos que le imputó un fiscal seccional de la unidad de vida, lo que denotaría una estrategia del vigilante de una empresa privada para buscar beneficios judiciales, como puede ser la firma de un preacuerdo.

Lugo Salas era oriunda de la ciudad Oro, en Falcón (Venezuela).

Tomado de Noticias Caracol

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba