La historia de Alfredo Morelos, el flaquito y silencioso goleador de Cereté

Hijo de un vendedor de frutas y una ama de casa, ese es el ‘Búfalo’ Morelos, el futbolista cordobés que es motivo de orgullo regional por su convocatoria a la Selección Colombia para los partidos preparatorios contra Venezuela y Argentina.

Para llegar a ese punto, a ese clímax, a esa alegría, Alfredo Morelos tuvo que hacer de todo para cumplir su sueño. Ahora, sus amigos, familiares y demás personas que lo han acompañado a lo largo de su carrera relatan los momentos más emotivos de su vida antes de ser el goleador que es en la actualidad.

Don Alfredo Morelos, un vendedor de frutas en Cereté, Córdoba, nunca imaginó que su retoño llegaría tan lejos.

Todo empezó el día en el que, caminando con su carreta, don Alfredo encontró a Vicente ‘Chente’ Fernández, profesor del equipo Fumigadores de Cereté, entrenando “en una canchita de la población”.

“Acá llegó el señor que siempre pasaba con sus frutas a preguntar cómo podía vincular a un niño a mi equipo. Yo le dije simplemente que lo trajera”, indicó Fernández.

“Aquí vino un niño de cinco años y vea los grandes pasos que ha dado”, agregó el profesor Fernández.

De entrada, el pequeño Alfredo no tuvo los mejores implementos deportivos para jugar, ni para pagar la mensualidad. Sin embargo, su talento era innato y Morelos se destacó.

Sin embargo, el profesor ‘Chente’ afirmó: “Vi su talento, su calidad y lo bequé. Alfredo empezó jugando como volante, sabía mucho con el balón, pero era tan bueno que decidí enviarlo más adelante”.

En la categoría ‘huevitos’ empezó el talentoso niño que estuvo en el club cordobés hasta los 16 años, de ahí dio su primer salto: la Selección de su departamento.

“Él venía de un barrio humilde. Era silencioso, pero que caía muy bien”, así lo retrató Pablo Orozco, presidente de la Liga de Córdoba, que conoció desde jovencito a Morelos.

“Era difícil que un muchacho recorriera tantos kilómetros para jugar, pero Alfredo era tan bueno que en Montería lo apoyamos”.

Para Alfredo Morelos los sacrificios no importaron. Él siempre sobresalió, por encima de sus demás compañeros.

El futuro promisorio se veía. Además de su fortaleza física, de su poder goleador, Morelos le sumó actitud y ganas de triunfar.

“Hay que decir que Alfredo era un líder innato, y más que eso un muchacho bueno, que con su nobleza llegó lejos y por eso se dio el paso al Independiente Medellín”, agregó el dirigente Orozco.

El compromiso y el objetivo del jugador era tal que para estar en los entrenamientos de la Selección Córdoba pasaba la noche en el hogar de Orozco. “Morelito’ dormía en mi casa, tanto así que él hizo una buena relación con mi hijo, que tambén es futbolista y compartió el proceso de Alfredo”, dice con total orgullo el directivo.

Y ese gran amigo fue precisamente Pablo Andrés Orozco, hijo del presidente de la Liga.

“Muchas veces nos enfrentamos, tuvimos roces, hasta peleabámos, una vez hasta nos expulsaron”, recuerda entre risas Pablo.

La amistad no empezó siendo de color de rosa, pero, el cariño creció cuando ambos fueron convacados a la Selección Córdoba.

“Yo como futbolista me destacó por mandar buenos centros, él marcó muchos goles; así fue como nuestra relación de amigos fue mejor. Juntos recibiámos premios y por la noche había comilona”, agregó Pablo.

En medio de esas vivencias futbolísticas, a Morelos le acuñaron el apodo de ‘Chopito’, como le dicen a los fusiles en su lugar de nacimiento y en una amplia zona de los departamentos de Córdoba y Sucre.

“Era un niño flaquitico, hoy en día veo las fotos que tenemos juntos y me da risa”, recordó Orozco hijo en conversación con GolCaracol.com y con evidente nostalgia al ver los logros de su amigo, ahora en el Rangers, de Escocia.

“Morelito, ya había debutado con Medellín, yo estaba en Jaguares y en partido de Copa volvimos a ser rivales, pero en ese partido nos la pasabámos hablando y hablando, él se echaba a reír a cada rato”, afirmó como uno de los mejores recuerdos con el delantero, que meses después viajó a Europa para jugar con Helsinki de Finlandia, en su primera y productiva experiencia internacional.

La vida de Alfredo Morelos no fue fácil, pero a punta de goles saltó a la luz, ganó prestigio y ahora que está cumpliendo su sueño de vestir la ‘tricolor’.

Todos sus allegados coinciden en que “se merece ser llamado a la Selección Colombia”, un mérito que no tiene cualquiera y más ahora que nuestros atacantes pasan por un gran momento.

Un alto número de anotaciones certifican el nivel y el llamado del futbolista al combinado patrio de mayores, en el que tendrá como compañeros de ataque a Radamel Falcao García, Carlos Bacca, Luis Muriel y al también debutante Luis Díaz.

Tomado de Gol Caracol

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba