Delincuencia suelta en las calles de Lorica

La inseguridad se impuso en las calles de Lorica, epicentro comercial del Bajo Sinú en Córdoba. Los raponazos, fleteos, hurtos y homicidios están a la orden del día. Y con cada acontecimiento se viene un consejo extraordinario de seguridad de las autoridades locales que no resuelven el fenómeno, ni le devuelve la tranquilidad a sus habitantes.

La semana anterior se registraron varios hechos, desde atracos y crímenes. Los dos últimos hechos delincuenciales fueron un atraco del que fue víctima el dirigente comunal David Ávila Martínez, a quien despojaron de un millón de pesos que retiró del cajero electrónico del banco BBVA ubicado en el sector Las Palmeras del barrio Paraíso. Según la víctima uno de los dos delincuentes es de acento venezolano.

Otros dos hechos marcaron la ola de inseguridad en la llamada Capital del Bajo Sinú. En el barrio San Vicente la víctima fue el excandidato a la alcaldía y actual jefe de control interno de la Gobernación de Córdoba, Willy Cuesta, a quien le robaron el equipo de sonido de su camioneta de alta gama. Previo al robo rompieron las ventanas y destruyeron el interior de la caja donde se instala la pieza robada. A los ladrones les importó que el robo fue detrás de la Capilla del barrio; no contentos también causaron daños y robaron en el vehículo de un empleado de la Alcaldía Municipal.

La noche del 31 de agosto un crimen se registró en el norte de la ciudad. La víctima fue Camilo Agresoth. Y en horas del día las madres de la IE Santo Domingo Savio se tomaron las instalaciones de la Alcaldía, para exigir a la mandataria Nancy Jattin el encerramiento de la escuela, por temor a que sus hijos resulten afectados, pues aseguran que es rondado por ladrones y viciosos.

Cortesía de: la flecha.co

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba