Santa fe no pudo con Jaguares igualó 0-0

Foto: Colprensa, archivo-

El cuadro cardenal jugó un buen segundo tiempo, pero le faltó definición. El equipo de Sanguinetti sólo suma seis puntos de 15 posibles en el inicio de la Liga Águila.

Uno de los objetivos más difíciles de lograr para los entrenadores de fútbol es que sus equipos generen opciones de gol con facilidad. Es una tarea tan complicada como llenar un sudoku grande. Mucho más cuando en su nómina no cuenta con las suficientes herramientas como para cumplir ese objetivo con facilidad. El técnico uruguayo Guillermo Sanguinetti no ha podido consolidar un estilo de juego en Santa Fe, ni una manera clara de pararse en la cancha, y mucho menos de hacer que su equipo se vea sólido de la mitad hacia adelante. El equipo cardenal no genera fútbol y sus delanteros sufren porque tienen que salirse de su zona de confort para rebuscarse.

Este ha sido el problema eterno de este Santa Fe modelo 2018-2. Sus goles han llegado de manera esporádica, la mayoría de ellos por pelta quieta o gracias a sus individualidades, más que producto de una manera clara de plantear los partidos. Y el problema es que con el empate 0-0 ante Jaguares en Montería, las cuentas comienzan a descuadrarse. En cinco fechas sólo se han sumado seis unidades, un rendimiento muy pobre si es que se quiere lograr la clasificación a los octavos de final.

Santa Fe fue uno en el primer tiempo y otro en el segundo. En los 45 minutos iniciales se vio confundido con la pelota, no hacía más de tres pases seguidos y sin el balón se veía confundido. No generó una opción clara de gol y fue Wilson Morelo, el hombre en punta, un afectado de la idea que planteó el entrenador uruguayo. Jaguares, por su parte, con sus limitaciones, tuvo dos claras opciones de gol que pegaron en el palo.

En el entretiempo el técnico dio sus palabras en el camerino y su idea surtió efecto. La actitud de los once jugadores en el campo fue otra. Se corrió más, se intentó buscar el juego colectivo y ahí fue cuando las opciones de gol aparecieron. Morelo tuvo dos mano a mano que falló y en general los cardenales metieron en su arco a los locales. El arquero Leandro Castellanos respondió correctamente cada vez que fue exigido y si el marcador quedó 0-0 fue en gran parte por sus atajadas.

Queda tiempo para corregir, pero es necesario que los resultados comiencen a llegar rápido. Un punto en Montería, al fin y al cabo, es valioso. Pero hay que ratificar sumando en casa, así que es una obligación para este Santa Fe sumar los tres puntos en casa el próximo sábado ante el Bucaramanga, en El Campín.

Tomado de El Espectador

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba