Felipe Córdoba será el nuevo contralor general

FOTO COLPRENSA

La no intervención del presidente Iván Duque en la elección del contralor general, un comportamiento inusual dentro del sistema presidencialista, trastocó el orden que parecía natural y dejó la suerte echada en esta nueva puja de poderes políticos.

El favorito, pero también el más controvertido, era José Félix Lafourie, director de Fedegán y esposo de la senadora María Fernanda Cabal, del Centro Democrático. En contraste, Carlos Felipe Córdoba no aparecía en el radar de los elegibles, pese a haber obtenido el tercer puesto en el examen realizado por la U. Industrial de Santander (UIS).

Luego del filtro que hizo el Senado, en el que quedó de segundo, Córdoba, actual director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos, empezó a recibir apoyos de los partidos. Primero fueron La U y Cambio Radical, y luego adhirieron el Liberal y el Conservador. Ya tiene 174 votos, y necesita 140 para ser elegido.

¿Y el uribismo?
De manera oficial el Centro Democrático aún no ha definido su voto, luego de la desinflada de Lafaurie, quien nunca generó consenso entre la totalidad de la dirigencia. Apenas este sábado, desde la dirección nacional llamaron a todos los congresistas para consultarles su opinión, pero todo indica que también votarán por Córdoba, y que ese pudo ser el acuerdo al que llegaron los expresidentes Álvaro Uribe, Andrés Pastrana y César Gaviria la semana pasada.

No obstante, la senadora Paola Holguín, del Centro Democrático, dijo que no existe decisión tomada y en esa medida no puede asegurar que no “cuajó” la aspiración de Lafaurie, ni qué decisión se tome a partir de la consulta interna que se hizo.

“La mejor señal que recibe el país es un presidente que respeta la división de poderes y que entiende que las entidades de control deben contar con la mayor independencia. Esto fortalece la institucionalidad porque la gente recupera la confianza. Eso habla bien del presidente Iván Duque”.

Al respecto, el representante César Eugenio Martínez, del Centro Democrático, afirmó que todo a apunta a la organización de una gran coalición de partidos, pero no lideradas por el Gobierno, sino por los mismas colectividades, que puede reforzar lo legislativo y abrazar al Gobierno.

“Aunque alguien pertenezca a un partido, debe salir es postulado por una coalición; no puede ser impuesto. Que el presidente no haya dado guiño responde a la promesa de campaña de respetar la independencia de los poderes y de acabar con el negocio de yo te ayudo, tú me ayudas. Es muy importante que no tenga intromisión en un organismo que lo va a vigilar”.

¿Quién es Córdoba?
Si los partidos sostienen su palabra, Córdoba, de 38 años, se convertirá hoy en el sucesor de Edgardo Maya. Es profesional en Gobierno de la U. Externado, especialista en Alta Gerencia de la U. Libre de Pereira y máster en Acción Política, Fortalecimiento Institucional y Participación Ciudadana de la U. Rey Juan Carlos.

Fue director del Programa Anticontrabando de la Federación de Departamentos y vicecontralor general. Renunció en medio del escándalo por el arrendamiento de unas oficinas de la Contraloría en Bogotá, hechos por los que fue investigada la entonces contralora Sandra Morelli.

En esa misma entidad estuvo como contralor delegado, director del Control Ciudadano y contralor general encargado. En el 2015 fue nombrado por el Consejo de Estado auditor general de la República, de la terna enviada por la Corte Suprema de Justicia.

Aunque es cercano a La U, su esposa, Marcela María Yépes, directora de Control Interno de la Fiscalía, es hija del exsenador del Partido Conservador Omar Yepes, por lo que también allí tiene apoyo. A la postre es pereirano y exsecretario de gobierno de esa ciudad, lo que también lo hace afín al expresidente Gaviria.

Sobre los millonarios desfalcos al Programa de Alimentación Escobar, Córdoba dijo, en entrevista con W Radio, que ya hay unas herramienta para la vigilancia de los recursos en los sistemas transaccionales, para tener las alertas tempranas dentro del esquema de vigilancia.

“Hay que promover un modelo nuevo sobre el control fiscal, preventivo, concomitante y posterior. Acompañaríamos para que el recurso, que tanto nos duele, no se nos pierda y poderlo reconducir en el momento indicado”.

Independencia y retos
Angélica Bernal, directora del Departamento de Ciencia Política de la U. Jorge Tadeo, afirmó que en un régimen democrático sería impresentable que el jefe de gobierno expresara preferencias en la elección de quien lo debe vigilar. “Su gran reto es recobrar la confianza de la ciudadanía en la labor de control fiscal y mostrar que defiende los recursos públicos y no simplemente actúa como un actor político más”.

Para Jaime Carrión, docente de Ciencia Política de la U. Nacional, sede Medellín, su tarea será revisar la gestión del anterior gobierno, sobre todo lo que tiene que ver con infraestructura, erradicación de la pobreza, atención a la niñez, atención a las víctimas e implementación del Acuerdo con las Farc.

Solo quedaría faltando la definición de los partidos de oposición, pero de todas maneras no tendrán ninguna incidencia en la elección.

Tomado de El Colombiano

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba