Caterine Ibargüen celebró bailando champeta su histórico oro en Barranquilla

Una noche de luna llena, 2.050 espectadores rendidos ante ella y la amplitud de su sonrisa hicieron que ella y su medalla dorada en el salto de longitud brillaran hoy más que cualquier otra cosa en el estadio de atletismo Rafael Cotes.

Durante el calentamiento y en sus cinco intentos antes del sexto y definitivo, el éxtasis se tomó las graderías en cada salto de la atleta colombiana. La comunión de la campeona olímpica en triple salto con el público barranquillero se sintió por 90 minutos.

El romance comenzó desde temprano y siguió cuando la deportista de 34 años logró la marca de 6,83 metros, con la que le sacó 31 centímetros de diferencia a Chantel Malone, de las Islas Vírgenes Británicas, quien se quedó con la plata.

Le bastaron 13 zancadas para elevarse, volar bien alto, como es su costumbre, y consagrarse a un pueblo que se rindió ante su reina, la reina del atletismo colombiano, que quedó esta noche a cuatro centímetros de su mejor marca personal.

Luego, sencillamente, vino lo mejor: Caterine se sacudió la arena, volvió a sonreír y se abrazó con su amiga puertorriqueña Alysbeth Felix, quien se colgó el bronce, para bailar envuelta en la bandera tricolor al ritmo de champeta y hablar por el micrófono oficial con los asistentes al estadio.

Mientras sus fans, en las tribunas, saltaban de felicidad y no dejaban de aplaudir a su reina dorada, esa que volverá a desplegar las alas que arropan sus 1,78 metros de estatura este miércoles en su prueba de oro: el triple salto.

Estas son las imágenes de los intentos de la colombiana hasta lograr el récord y, desde diferentes ángulos, su baile al final por la gran presentación que hizo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla:

Tomado de Pulzo

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. pressheree

Comments are closed.