Ni el Párroco de San Antero se salvó de los delincuentes

La inseguridad reinante en la vía nacional que conecta a los municipios de Lorica y San Antero, conocida como la ‘ruta del terror’ por sus continuos, robos y atracos cobró una nueva víctima.

Se trata del cura párroco del municipio de San Antero, Hernán Francisco Petro Vidal, a quien delincuentes lo interceptaron a la altura de la vereda Tijereta para robarle la motocicleta en la que se desplazaba.

Los hechos ocurrieron ayer (domingo 15 de julio) cuando el religioso regresaba al municipio después de algunas diligencias personales.

No se conocen mayores detalles del hecho, pero por fortuna el religioso sin oponer resistencia no sufrió heridas, solo el susto de ser amenazado por delincuentes que lo abordaron y le robaron su motocicleta.

Ya son varios los casos de robos de motocicletas en este tramo vial que han catalogado como peligroso especialmente en horas de la tarde y la entrada de la noche.

Recientemente dos mototaxistas sufrieron lo mismo, sin incluir personas que han sido atracadas, explicaron voceros comunales de la región.

Tomado de La Prensa Web

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba