“Yo no acepto costeños como interlocutores”: Polémica frase de concejal de Manizales

El funcionario, del partido Alianza Verde, dejó atrás los argumentos y recurrió a la discriminación para señalar a otro concejal.

Dice el concejal de Manizales por la Alianza Verde Carlos Marín que los medios han tratado de minimizar su trabajo como funcionario por una frase que dijo durante un debate en el Concejo de esa ciudad. Que se trata de una estrategia cuyo objetivo es ocultar sus denuncias de corrupción, es su defensa.

La frase, que ha levantado el polvo de la indignación, ha dado para que se califique al funcionario de racista y regionalista: “Por lo siguiente, decirle al alcalde que yo no acepto costeños como interlocutores. Yo quiero invitar a quienes no son de Manizales a que se atrevan a mover la ciudad por interés general, y no vengan con discursos filantrópicos y filosóficos, cuando es lo que menos sienten por la política”.

Así se refirió Marín a su homólogo Rafael Torregoza, funcionario nacido en Ciénaga (Magdalena) que trabajaba en la misma entidad. En una entrevista con la W, donde los periodistas intentaban concentrar el debate en el comportamiento del funcionario, Marín intentó defender lo que dijo: “mire pues vuelvo y repito, yo lo que usé fue un gentilicio para referirme a un concejal, es que ser costeño no es un pecado, pero es que es costeño”. Y luego añadió que no ve una preocupación por el bienestar general por parte de los concejales “que no son de Manizales”.

La respuesta de Torregoza fue inmediata, y ya anunció que demandará a Marín por delito de hostigamiento por condición de raza, “Acepto que aunque no soy de acá, tengo una esposa manizaleña y dos hijos manizaleños y tengo sentido de pertenencia por esta ciudad; pero también tendré que decirle concejal Carlos Mario Marín que ese tipo de comentarios xenofóbos en mi contra, no son los elementos que usted debe utilizar para entrar a debatir, porque usted no es el ‘adalid de Manizales’, usted no es el mesías de la ciudad; aquí somos 19 concejales”.

Marín afirma que ha denunciado el incremento de gastos para publicidad oficial y que ha defendido la reserva natural Rio Blanco, amenazada por la construcción de una ciudadela, por lo que cree que el debate debería enfocarse en los problemas de la ciudad. Su argumento por llevar la discusión hacia otro tema no le ha funcionado para evitar que se hable de su inapropiada forma de referirse a un colega, por lo que ha recurrido a la defensa de la libertad de expresión, pero tampoco le ha funcionado para ocultar su error al decir una frase regionalista y racista.

Tomado de La Revista Semana

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba