Errores de las redes sociales que duelen: De Twingo gris de placas QEG251 a Twingo negro de placas MNT 964 hay mucha diferencia

Este medio día del 4 de julio del 2018, Alicia Ballesta Hernández, una contadora pública muy conocida en Montería, no pudo almorzar tranquila. Su celular sonó en centenares ocasiones para preguntarle que era lo que estaba pasando.

Cuando se dio cuenta del porqué tantas llamadas, su angustia aumentó. En las redes sociales circulaba la foto de su perfil de Facebook en la que se encuentra abrazando a su pequeña hija y en el pie de foto se anunciaba que ella era la propietaria del Twingo gris de placas QEG251 que en la mañana había embestido y provocado la muerte de un ciclista en la vía a Planeta Rica.

Alicia Ballesta fue la propietaria del Twingo de Placas QEG251 pero desde hacía ocho años lo había vendido con promesa de venta firmada y autenticada. Por eso no entendía el porqué su nombre aparecía aún en la tarjeta de propiedad del vehículo.

Y el linchamiento en las redes sociales prosiguió: Publicaron muchas fotos de ella con su familia, buscaron sus antecedentes y los publicaron, pero sobre todo hicieron muchos comentarios fuertes en las publicaciones que por momentos la llevaron a temer por su vida.

Sus familiares se volcaron a su casa y de inmediato comenzaron a hacer seguimiento del vehículo que ya había tenido tres dueños, pero oficialmente continua a su nombre porque no se ha hecho el traspaso. Al final dieron que el actual propietario es un joven locutor de la cadena radial olímpica de Montería.

Un Twingo gris pasó por el lugar del accidente

Ricardo Mejía locutor de Olímpica Stereo, es otro monteriano que tuvo un medio bastante estresado. Su esposa lo llamó desesperada a decirle que en las redes sociales estaban publicando que su carro Twingo de Placas QEG251 era el que había matado a una joven ciclista en la vía a Planeta Rica y que la policía estaba buscando a su conductor para capturarlo.

Alicia Ballesta y Ricardo Mejía se contactaron por teléfono y acordaron ir hasta la policía para contar lo que estaba sucediendo, pero sobre todo dejar claro que había un gran error y estaban buscando el vehículo que no era.

“Yo pasé por el sitio del accidente, de hecho unos ciclistas me pararon y me pidieron ayuda para que avisara que se necesitaba una ambulancia, pude ver que en el piso había una persona tirada, yo traía el carro lleno y seguí el rumbo hacía a Montería, las personas que venían conmigo y los mismos ciclistas que me pidieron ayuda son testigos que yo no fui el que atropelló a la joven”, contó Ricardo Mejía al Coronel que lo atendió en el Comando de Policía Córdoba.

En el preciso instante en que Alicia Ballesta y Ricardo Mejía estaban dialogando con el oficial de la Policía, el coronel fue informado de que en un parqueadero del centro de la ciudad habían encontrado al vehículo que ocasionó el accidente. Se trataba de un Twingo Negro de Placas MNT964.

Para Reflexionar

¿Dimensionamos el daño que podemos ocasionar al publicar una información sin tener la plena seguridad de que es correcta? A veces, por querer ayudar, corremos a publicar lo que nos comparten por las redes y hasta nos vamos más allá. Inicialmente se indicó que el carro era un Twingo de color gris de placas QEG251 y muchos compartimos, pero algunos fueron más allá y buscaron en las bases del tránsito el nombre del propietario del carro y lo publicaron. Incluso, publicaron la foto de la supuesta propietaria con su hija menor de edad.

Cuántos han vendido sus vehículos y no se han preocupado por hacer el traspaso?

Participa en los comentarios

About the Author

Chica Noticias
Noticias de Montería y Cordoba